Estado Civil: FELIZ!

Me voy a arriesgar a hablar de un tema tan delicado , con tantas perspectivas y aristas como lo es la Felicidad. Elegí para eso un chiste, pues dicen que cuando uno puede reírse de uno mismo es porque ya tiene ganado o superado un asunto. Igual, si lo conoces, te animo a leerlo para que puedas recibir lo que tu Coach de Cambio tiene que decirte. Su autoría queda muy clara al final del escrito!

UNA MUJER FELIZ!

Mi mama tenía muchos problemas. No dormía y se sentía agotada. Era irritable, gruñona y amargada. Siempre estaba enferma, hasta que un día, de pronto, ella cambió. La situación estaba igual, pero ella era distinta. Cierto día, mi papa le dijo: - Amor, llevo tres meses buscando empleo y no he encontrado nada, voy a tomarme unas cervecitas con los amigos. Mi mamá le contestó: - Está bien. Mi hermano le dijo: - Mamá, voy mal en todas las materias de la Universidad... Mi mama le contestó: - Está bien, ya te recuperarás y si no lo haces, pues repites el semestre, pero tú pagas la matrícula. Mi hermana le dijo: - Mamá, choqué el carro. Mi mama le contestó: - Está bien hija, llévalo al taller, busca cómo pagar y mientras lo arreglan, movilízate en autobús o en el metro. Su nuera le dijo: - Suegra, vengo a pasar unos meses con ustedes. Mi mama le contestó: - Está bien, acomódate en el sillón de la sala y busca unas cobijas en el clóset. Todos en casa de mi mamá nos reunimos preocupados al ver estas reacciones. Sospechábamos que hubiese ido al médico y que le recetara unas pastillas de *"me importa un carajo de 1000 mg"* Seguramente también estaría ingiriendo una sobredosis. Propusimos entonces hacerle una *"intervención"* a mi mamá para alejarla de cualquier posible adicción que tuviera hacia algún medicamento *anti-berrinches* Pero cuál no fue la sorpresa, cuando todos nos reunimos en torno a ella y mi mamá nos explicó: *"Me tomó mucho tiempo darme cuenta de que cada quien es responsable de su vida, me tomó años descubrir que mi angustia, mi mortificación, mi depresión, mi coraje, mi insomnio y mi estrés, no resolvían sus problemas sino que agravaban los míos.* Yo, no soy responsable de las acciones de los demás, pero sí soy responsable de las reacciones que yo exprese ante eso. Por lo tanto, llegué a la conclusión de que mi deber para conmigo misma, es mantener la calma y dejar que cada quien resuelva lo que le corresponde. He tomado cursos de yoga, de meditación, de milagros, de desarrollo humano, de higiene mental, de vibración y de programación neurolingüística y en todos ellos, encontré un común denominador: finalmente todos conducen al mismo punto. Y, es que yo sólo puedo tener injerencia sobre mí misma, ustedes tienen todos los recursos necesarios para resolver sus propias vidas. Yo sólo podré darles mi consejo si acaso me lo piden y, de ustedes depende seguirlo o no. *Así que, de hoy en adelante, yo dejo de ser: el receptáculo de sus responsabilidades, el costal de sus culpas, la lavandera de sus remordimientos, la abogada de sus faltas, el muro de sus lamentos, la depositaria de sus deberes, quien resuelve sus problemas ó su llanta de repuesto para cumplir sus responsabilidades.* *A partir de ahora, los declaro a todos adultos independientes y autosuficientes.* Todos en casa de mi mamá se quedaron mudos. Desde ese día la familia comenzó a funcionar mejor, porque todos en la casa saben exactamente lo que les corresponde hacer. Autor: *¡¡¡UNA MUJER FELIZ!!!*

La posdata, por última no se queda atrás, dice : Transmítelo a tus amigas (hermanas, tías, hijas compañeras) y a esos maravillosos hombres que guardas como amigos (padres, hermanos, hijos, trabajadores)…. muy buen mensaje… se aplica a todas las Familias.

Nuestro afán porque la gente pueda ponerse en nuestros zapatos.

Esta historia, que parece chiste no es más que el reflejo de una clara realidad con la que nos identificamos muchísimas mujeres y que si bien nos hace reír también nos confronta con un “HASTA CUANDO?

Y es que desde muy pequeñas asumimos jugar papeles que la sociedad nos impuso y que se hicieron una verdad en nuestras vidas.

Es así como mujer significa de por sí: sacrificio!, cuanto más si es madre!.

Tanto ellos como nosotras, asumimos roles “propios” pero ambos bajo una perspectiva equivocada. Algo así como un derecho adquirido, pero un derecho sin razón. No pretendo aquí levantarme como feminista porque saldría de una lucha para entrar en otra y estoy verdaderamente alejada de posiciones polarizadas.

Sólo pretendo dar la perspectiva de tu coach para que se produzca en ti un cambio.

Creas que estás a tiempo o a destiempo, tienes razón! Puedes empezar en este mismo instante a poner límites y asumir responsabilidades aunque no lo hayas hecho hasta ahora o puedes asumir una actitud correcta y madura para evitar llegar a tu límite de agotamiento.

El hasta cuándo, es una medida de tiempo que vive en el cerebro nuestro y que no necesariamente tiene que ver con la lectura del reloj.

Parte en el tiempo 0, ubicado en las 12 en un reloj común y circula imparable, inexorablemente… y un buen día en el que llega a esa misma hora 0, sin son ni ton, se para!. El cero del Sacrificio se convierte en el 0 de ESTOY HARTA!

Tu coach de cambio es venezolana, así que pudiere llamar esto con una palabrota muy descriptiva y por qué no inolvidable… Te será muy fácil adivinar si eres de cualquier parte de latino américa.

Con este aterrizaje forzoso hemos puesto un ”Límite”, claro que nadie está de acuerdo y muy seguramente no estarán de acuerdo. ¿Por qué? se preguntan, si toda venía tan bien y tan bonito y se sentía tan chévere.

La piloto sabe lo qué está pasando. No así la tripulación ni mucho menos los pasajeros que abordaron el avión de la vida del capitán.

La tripulación sabía que: “ la mamá tenía muchos problemas, no dormía, vivía agotada. irritable, gruñona y amargada. Siempre enferma; sin embargo dado el derecho adquirido, me imagino subirían sus hombros expresión de “no sé, no me importa o todas las anteriores”

Los pasajeros, con menos cercanía , menos intereses en común y muchísimo más ajenos a la realidad de la piloto poco podrían aportar para cambiar su realidad.

Entonces, por últimas en ese arrebato de “no hay vuelta atrás “, aparece el tren de aterrizaje de los límites: la responsabilidad propia.

Y es que aprendimos a estar pendientes de todo y de todos y nos olvidamos de nosotras, pero tampoco sabemos cómo tirarnos del avión , aunque tengamos atrás el paracaídas. Los miedos no tardan en aparecer, las culpas, las creencias limitantes empiezan a dar señales equivocadas desde nuestra propia torre de control.

En esa carrera de piloto que comenzó en nuestra niñez, aprendimos tanto y creíamos que mientras más sacrificadas, más polifacéticas, más… más… tendríamos más valor, seríamos más queridas y muchiiiisimo más feiices. Mentiras que como pájaros al vuelo se estrellan contra la ventana de nuestra nave y nos impiden ver con claridad, aterrador sonido de como si alguna de ellas se trabará en uno de los motores y terror nuestro de sentir que se paraliza en el aire y que caeremos sin protección , en picada.

Activado el Plan “B” del aterrizaje forzoso , dejando de ser y hacernos las víctimas y, ahora sí, sabiendo que asumiendo la responsabilidad de amarnos a nosotras mismas , respetarnos a nosotras mismas y estando bien y felices con nosotras mismas podemos volar en libertad, surcando los cielos en la aeronave perfecta con la que nacimos, en la dirección correcta , propulsadas por el amor y disfrutando el viaje complementándonos sanamente con los que nos acompañan en este viaje.

Y Sabes qué? “La mamá no tomó curso de meditación, yoga, de milagros…ella conoció a Gloria Viscido, su coach de cambio!

www.gloriaviscido.com

Tips, Cómo convertir tu estado civil en Feliz:

  • Decide si quieres cambiar tu estado civil?

  • Asume la responsabilidad de tu felicidad.

  • No hay espacio para ser o hacerse la víctima.

  • Pon un límite. El “Hasta cuándo” no necesita ser producto de la desesperación o del cansancio.

  • Comunica tu nuevo límite para que los demás sepan y explica claramente de qué se trata. Cuáles cambios empezarán a observar.

  • Comunica las consecuencias claramente. Como está en el chiste!

  • No esperes apoyo y colaboración. Espera resistencia.

  • Enfrenta tus miedos.

  • Deja claro que tu decisión es firme y que con o sin ellos tu decisión de ser feliz seguirá adelante.

  • Si crees o no que estás en tiempo para intentarlo o en destiempo, tienes razón. Solo tu misma puedes darte esta oportunidad.

  • Ríete de lo que te es común con otras mujeres y que estás en vías de solucionar.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

CONTACTO

¿Deseas saber más sobre el proceso de coaching o lo que tu coach puede hacer por tí específicamente?

Envía en mensaje con tus datos y tus comentarios, Gloria se contactará personalmente contigo para conversar más sobre el tema que necesites.

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Google+ - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle